Nikola Tesla fue un personaje controvertido dentro del mundo científico i para muchos un genio como ha habido pocos, a pesar que la historia no le ha dado el valor que merecía. Recientemente, volví a ver la película The Prestige (Cristopher Nolan, 2006) donde Nikola Tesla tiene un papel secundario pero destacado, [*** ATENCIÓ SPOILER ALERT ***] en la película éste crea una máquina capaz de duplicar (¡duplicar!) objetos y hasta personas [*** FINAL SPOILER ALERT ***]. La película está más cerca de la ciencia-ficción y no se basa en ninguna investigación real que llevara a cabo el inventor, pero sí que es indicativo del aura casi mística que rodea al personaje.

Empezamos por el principio, descripción del sujeto: Nacido el año 1856 y de origen croata, casi 2 metros de altura, cabello negro y repeinado hacia atrás, aspecto noble y arreglado, y vestía con levita negra y sombrero de hongo. Tenía manías dignas de estudio aparte: obsesión por los números divisibles entre 3, acostumbraba a calcular mentalmente el volumen de los platos que comía, no soportaba las perlas y detestaba la gente obesa. De joven, para pagarse los primeros inventos empezó a jugar al billar y casi se vuelve ludópata con el juego.

Nikola Tesla als 34 anys (font)

Nikola Tesla a los 34 años (fuente)

Tenía memoria fotográfica y una mente prodigiosa, se hace difícil saber hasta que punto, pero él mismo describía su método científico particular, afirmaba construir sus propios diseños y hacer los ajustes necesarios todo mentalmente, solo cuando funcionaba en su cabeza lo construía y lo hacía funcionar tal y como había pensado. Pero sus habilidades no acababan aquí, aseguraba que podía oír truenos a 800 km y ‘sentir’ la presencia de objetos que lo rodeaban, hasta tuvo una visión que predijo la muerte de su madre.

Con 26 años, mientras recitaba Goethe ideo el motor de inducción y el campo magnético rotatorio, que supusieron la revolución del sistema de corriente alterna (AC), hasta entonces se funcionaba con corriente continua (DC) y se necesitaban generadores cada 3 km. Con éste curriculum viajó a los EEUU para buscar trabajo con Thomas Edison, que en esa época ya era considerado una celebridad. Tesla acaba trabajando para él con la condición de recibir un pago de 50000$ para mejorar el sistema de corriente continua de Edison. ¡Y ojo, porqué después de trabajar durante un año hasta tener éxito, Edison le niega la paga bonus y alude que era una broma americana! Tesla que tenía poco sentido del humor se fue de la empresa para buscarse la vida por su cuenta.

Laboratori de Tesla a Colorado Springs (font)

Laboratorio de Tesla en Colorado Springs (fuente)

Pero la cagada monumental de Edison fue no ver el potencial del sistema de corriente alterna, Tesla con su propia empresa encuentra inversores que la instalan y aquí empieza Guerra de Corrientes entre Tesla (AC) y Edison (DC). Como se puede ver en todos los enchufes de la casa, Tesla acabó ganando, pero la lucha fue dura y sucia. Edison puso en marcha una campaña de difamación de la corriente alterna, se dedicaba a electrocutar animales mediante la AC, los siempre pragmáticos americanos vieron la utilidad como nuevo método para ejecutar presos, y así de esta Guerra de Corrientes también surgió por casualidad la silla eléctrica.

El éxitos de la corriente alterna fue total y Tesla de tenía que haber convertido en un hombre riquísimo, ya que cobraba de las múltiples patentes a su nombre. Pero el propi éxito ahogaba financieramente la implantación de la AC. Finalmente, malvendió sus derechos a la empresa Westinghouse para que pudiera extender su sistema, renunció a millones que ya se le debían más todos los futuros ingresos que le pudieran generar.

Pero Tesla era un inventor total, ya había revolucionado el mundo pero él seguía investigando en aquello que creía. Un día haciendo pruebas con un oscilador que había fabricado hizo temblar un edificio de 10 plantas en Wall Street, causando el pánico entre la gente y la policía que pensaban que había un terremoto. Él mismo afirmó que podría hacer caer el puente de Brooklyn si se lo proponía.

Una de sus obsesiones fue la transmisión de energía sin hilos, a finales del siglo XIX ya estaba seguro que se podría establecer comunicación con Marte. Ideó un sistema de transmisión de energía mundial en la Wardenclyffe Tower. Una torre de 30 m de altura, octogonal y coronada por una esfera metálica qua tenía que propagar energía por la ionosfera sin la necesidad de hilos. EL proyecto nunca se terminó, sufrió muchos problemas de financiación y falta de confianza de los inversores. Al final no pudo afrontar las deudas y se paralizo el proyecto.

Wardenclyffe Tower (font)

Wardenclyffe Tower (fuente)

Tesla acabó marginado de la comunidad científica, claro que su carácter tampoco le ayudo, al final de su vida estaba arruinado. Una de las últimas obsesiones tenía que ver con las aves, despojado de su laboratorio se dedicaba a dar alpiste a las palomas, recogía las que estaban heridas y las cuidaba. Hablado de una tórtola especial que había encontrado, decía que la quería igual que un hombre ama a una mujer, y ella le correspondía. Cuando murió el animal también murió su afán científico.

Solo me queda pedir perdón por el tono de la entrada, puede que demasiado informal i hasta cómico. Nikola Tesla fue un científico-inventor-ingeniero que marcó una época, pionero en muchos campos inexistentes en su época. Se pueda afirmar sin ninguna duda que sin sus aportaciones en la corriente alterna o en la radiotelecomunicación aún iríamos en máquinas de vapor.

La fuente principal de esta entrada ha sido el libro Nikola Tesla. El genio al que le robaron la luz, de Margaret Cheney, ed. Turner Noema.

 

Tags: , , , , ,